FORMACIÓN ESPIRITUAL PARA ASISTENTES DE LA EDUCACIÓN

El día lunes 12 de agosto, los asistentes de la educación se reunieron en la casa pastoral del colegio, para reflexionar acerca de las características que con las que identificamos a nuestros compañeros de trabajo y como nos percibimos a nosotros mismos.

La actividad fue guiada por el presbítero Edison Díaz, quien comenzó aclarando desde donde se origina, desde el punto de vista cristiano, la corrección fraterna, y como esta debe seguir ciertos pasos para lograr implementarse y así lograr decir las cosas con tino y respeto sin plantear nuevos conflictos, luego se uso como insumo la Ventana de Johari, esquema que sirve para ilustrar y reconocer los procesos de interacción humana, analizando la dinámica de las relaciones personales, intentando explicar el flujo de información desde dos puntos de vista, la exposición y la realimentación, lo cual ilustra la existencia de dos fuentes: los «otros», y el «yo».

Una vez explicada la ventana, cada participante realizo un proceso de reflexión para enumerar las características que percibía de si mismo, en los aspectos público y secreto, para luego ser retroalimentado con la percepción de los compañeros, quienes escribieron sus apreciaciones en una hoja que cada uno llevaba en su espalda, completando así el llamado aspecto “ciego” de la ventana de Johari.

La actividad fue abordada con entusiasmo y alegría por los participantes, que tuvieron tiempo de reconocer nuevos aspectos suyos y de sus compañeros, destacando que estas instancias siempre son enriquecedoras en lo personal y espiritual.